La necesidad de espacios de seguridad psicológica para innovar

Seguridad psicológica para innovar, por Ángel Alba, CEO de Innolandia.es

Actualmente no hay empresa que se precie que no tenga su “innovation room”, “innovation lab”, “innovation coffee” o como quieran llamarle. Ejemplos como los de Google y sus toboganes a la entrada o de empresas de creatividad con colores vivos y paredes llenas de post-its inspiran a más de un directivo a decir “yo también quiero”.

En cuando se plantean en serio ser una empresa innovadora, lo primero que hacen es invertir en sillas de diseño y alguno más atrevido, en mesas de ping pong. Pero claramente poner toboganes en el hall no va a conseguir convertir a la empresa en innovadora en 3 semanas.

Los espacios creativos son un medio, no un fin. Y en los espacios creativos lo importante es el contenido y no el continente. He visto empresas que han creado su sala de innovación en una caseta tipo obra, pero que han funcionado muy bien, sobre todo porque están separadas del día a día.

Lo importante es tener un espacio blindado, donde exista seguridad psicológica para innovar y proponer ideas fuera de lo normal y de los procesos habituales de la organización.

La profesora de Harvard Amy Edmonson ha estudiado que en ambientes psicológicamente seguros las personas creen que si comenten un error no serán penalizados ni generarán opiniones peyorativas. También creen que los demás no se resentirán o penalizarán por pedir ayuda, información o feedback.

Si conseguimos que las personas pierdan el miedo a sentirse valorados, tendrán la confianza para asumir riesgos y por lo tanto para preguntar, experimentar y aprender continuamente. Ése es el contenido que hay que darle a los espacios creativos, más allá de inundar las paredes de post-its.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat